valdecaballeros

40º aniversario de la paralización de la nuclear de Valdecaballeros

La concentración tuvo lugar frente a las puertas del mismo Ayuntamiento que, en 1979, presenció el encierro de varios alcaldes de la región cuyos municipios se oponían a la instalación de una central nuclear en su comarca.

El día 1 de septiembre se celebró en la Plaza de España de la localidad de Villanueva de la Serena una concentración en conmemoración del 40º Aniversario de las movilizaciones populares en oposición a la construcción de la central nuclear de Valdecaballeros (Badajoz). Esta celebración fue convocada por las asociaciones Ecologistas en Acción de Extremadura, 25 de Marzo y Adenex.

La concentración tuvo lugar frente a las puertas del mismo Ayuntamiento que, en 1979, presenció el encierro de varios alcaldes de la región cuyos municipios se oponían a la instalación de una central nuclear en su comarca. Además de este encierro y una huelga de hambre de cinco días protagonizada por otro grupo de personas, la incesante labor de información llevada a cabo en cada uno de los pueblos de la zona culminó con una manifestación multitudinaria en esta misma localidad, que evidenció la oposición popular al proyecto y logró, finalmente, que se abandonaran las obras de construcción de la central nuclear.

En esta concentración de conmemoración se ha querido hacer un homenaje a todas aquellas personas que participaron en estas movilizaciones y que demostraron que la lucha de la ciudadanía, si es tenaz, puede hacer frente a este tipo de proyectos promovidos desde el estamento político y que, actualmente, siguen amenazando a la región.

Esto quedó ejemplificado también en todas aquellas personas que han luchado a lo largo de otros casi 40 años contra la central nuclear de Almaraz y diferentes proyectos tan destructivos como la refinería Balboa en Tierra de Barros o el cementerio nuclear de los Ibores. Nuevamente, el pueblo unido demostró que tiene el poder y que, cuando se moviliza, puede realizar grandes conquistas sociales, ya que, tras intensas movilizaciones, estos dos últimos proyectos no se autorizaron.

Especialmente, se tuvo un recuerdo para Francisco López Jiménez “Paquillo” y Jesús Gómez, compañeros de Ecologistas en Acción e incansables activistas antinucleares y sociales; a Mario Gaviria, que propició un frente antinuclear en todo el Estado y a Paco Fernández, de Escuela Viva, todos ellos ya fallecidos.

En este acto se resaltó también que la lucha contra la central nuclear de Almaraz no ha terminado. Es preciso seguir haciendo frente al oligopolio de las eléctricas y los gobiernos cómplices que permiten que estas obtengan grandes beneficios a cambio de poner en peligro a la población extremeña. Gobiernos cuyas puertas giratorias bien engrasadas favorecen a compañías que están acumulando residuos radioactivos que se van a tener que gestionar con dinero público durante miles de años. En cambio, mientras tanto, sufrimos una de las facturas de la luz más caras de Europa y no se vislumbra ninguna intención de favorecer un modelo de energías renovables gestionado por la ciudadanía, tanto a través de la generación de electricidad para autoconsumo como por medio de empresas públicas municipales de energías renovables y cooperativas productoras de energía de origen renovable con una base social.

Deja un comentario