planta fotovoltaica

¿Las dos plantas fotovoltaicas más grande de Europa, aquí en Extremadura?

Ante las noticias publicadas por la prensa burguesa de Extremadura sobre la creación de las dos plantas fotovoltaicas más grandes de Europa, localizadas en las dos provincias extremeñas. Iberdrola la empresa que ha presentado a trámite ante el Ministerio de Transición Ecológica la planta fotovoltaica de la provincia de Cáceres situada entre los términos municipales de Torrecillas de la Tiesa y Aldeacentenera y contará con un extensión de 1.300 hectáreas. Este proyecto llamado ‘Francisco Pizarro’ que se suma al ya existente la planta fotovoltaica Núñez de Balboa de Gallardo en Usagre (Badajoz), que ha sido hasta ahora la más grande de Europa.

Parece que Extremadura esta viviendo momentos de saqueos de sus recursos de una manera más agresiva que nunca. ¿Las dos plantas fotovoltaicas más grande de Europa, aquí en Extremadura? Somos la tierra ideal para la proliferación de proyectos de base destructiva como los que se están llevando a cabo en nuestra región, cultivo de renovables, especulación extractivista minera, epicentro nuclear, entre otros factores de riesgo. somos ideal por nuestra extensión territorial, nuestra escasa población y por la falta de actitud critica y de respuesta contra el avance de la destrucción y expolio de nuestros recursos. Por no adelantar lo mas relevante que es el factor economico de acceso a la tierra para los que vienen de otros territorios. Y es que permitir que las grandes empresas nacionales y multinacionales acaparen nuestros territorios para explotar sus recursos y a su poblacion. Alejandonos más de la necesidad de conexion directa y el arraigo que tenemos con la tierra.

Esto implicara la destrucción de los territorios, la fauna y flora en los aledaños a la instalación de las dos centrales de manera directa ya sean campos de cultivo, dehesa o bosque, y la destrucción de otros territorios deslocalizados de manera indirecta derivado de la cantidad de resusos minerales que precisan este tipo de instalaciones. De donde van a salir el litio de las baterías o el cobre, el cobalto, el coltan para las renovables, o el aluminio, el acero o el vidrio, para las infraestructuras. De la extracción, producción y transporte de estos materiales son procesos que suponen el impacto ambiental.

Problemas que traen aparejados costes indirectos que no son tenidos en cuenta en el cálculo de las consecuencias. Problemas de contaminación de la tierra, aumento de la temperatura y desertificación elevada en los entornos, causando efectos en la economía local y en los entornos de subsistencia y que pueden traer consigo problemas de salud pública, y sociales (ingentes costes humanos y económicos en guerras por conseguir el acceso y control de las materias primas y minerales a un mejor precio que el obtenido en extracciones y minas europeas). De tener estos factores en cuenta el costo de la energía convencional y renobable resulta inadmisible para la capacidades finitas del planeta.

No solo podemos apostar por las energía renovable ya que estas dependen igualmente de las energías fósiles como el petroleo. Además de que solo la energía renovables no puede hacer frente a la demanda existente de energía. Debemos dejar de hacer este consumo desorbitado de energía y empezar a plantearnos las consecuencias que tienen no solo para nuestro entorno mas cercano.

Ni la creación de empleo temporal, ni la demanda energética son admisibles cuando hablamos del futuro y la vida de los pueblos extremeños. No hay promesa politica, ni empresarial que tenga cabida si ponen en peligro nuestro entorno.

Una Extremadura verde y sostenible es contrario a la dirección hacia donde las elites politicas acompañadas de las grandes empresas estan dirigiendo la gestion de nuestros recursos naturales mas primarios.

Que el verde no sea solamente un color y busquemos poder mantener una vida digna también aquí y mas allá.

Detener el desarrollo, frenar el consumo y crear comunidad!

Por la defensa del territorio, Extremadura libre de nocividades!

Deja un comentario