dehesasinuranioext

Manifiesto “Dehesa Sin Uranio”

Tras autorizar la Junta de Extremadura el permiso para la investigación, y ante la posible extracción y procesado de uranio en diversas fincas, como la Cabra Baja, con una extensión de 7.150 ha. , que abarca a varios términos municipales ( Zahínos, Oliva de la Frontera, Villanueva del Fresno, Higuera de Vargas y Jerez de los Caballeros), hemos creado una PLATAFORMA CIUDADANA , con la intención de defender a la dehesa del expolio, a nuestros ciudadanos de la enfermedad y a nuestros cinco pueblos de la despoblación.

La empresa minera, Qbis Resources, S.L., pretende extraer el uranio a cielo abierto. Sin tener en cuenta la rica biodiversidad de la zona y la salud de los que vivimos en ella. Igual que hacen en África. Dicho sistema de extracción del uranio, hace que se desprenda gran cantidad de gas radón, gas radioactivo. La radiactividad es el veneno más nocivo que existe. La radiactividad no huele, no se ve, pero se mantiene en el aire y en el agua durante siglos. Es un espectro de destrucción de un alcance de niveles insospechados.

Vivimos en la zona más deprimida y humilde de Extremadura. Nuestra industria es básica. La vida en nuestros pueblos es una batalla titánica por la supervivencia. No obstante, tenemos calidad de vida y un plato en la mesa. Si abren la mina, la situación será insostenible. No es cierto que vayan a ofrecernos puestos de trabajo. Las minas a cielo abierto no se hacen a pico y pala, sino con operarios y máquinas especiales. Con explosiones y barrenos. En cambio, si no conseguimos parar esto, nadie comprará los productos del cerdo ibérico, que pasan por ser los mejores del mundo, de España. Ni los buenísimos quesos de cabra. Ni la fruta. Ni los corderos. Ni los terneros. Ni el carbón. Ni las corchas. No querrán nada de esta tierra a la que dejarán inmersa en un agujero radiactivo. Seremos el Chernóbil de Extremadura.

Como veis, tenemos mucho que perder. Nuestros bosques y nuestro futuro a cambio de nada. Un timo de la estampita que puede afectar a toda la sierra suroeste.

Por eso, queremos que os suméis a esta lucha que hemos emprendido para defender lo nuestro y a los nuestros. Será una batalla titánica, nos hacemos cargo. En estas tierras nunca se nos dio nada gratis. Estamos acostumbrados a luchar. La supervivencia aquí es dura. Nuestros antepasados sudaron cada trozo de pan que arrancaron a esta dehesa. Pero es la herencia que nos dejaron. Esta naturaleza inigualable, agreste y hermosa. Árboles centenarios, en cuyas ramas, se sujeta una pobre economía de subsistencia.

¿Qué patrimonio dejaremos a las generaciones venideras si arrasan la dehesa para abrir la mina de uranio?

Uno o varios cráteres vacíos. Animales enfermos. Aire y agua contaminados. Y una ruleta rusa de cáncer.

Tenemos que reaccionar, todos unidos, antes de que sea tarde.

Tenemos que decir un NO, fuerte y rotundo, antes de que nos mutilen el futuro.

Un No que nos devuelva la dignidad.

Un NO que salte la pared de ostracismo que nos rodea.

Un NO que haga temblar a los muros de la Asamblea de Extremadura.

Un NO que se escuche en toda España, en Portugal y—si hace falta— en el resto de Europa.

Un No que nos conceda el derecho a ver crecer a nuestros hijos, pobres pero sanos, trotando por la hermosa dehesa heredada de sus abuelos.

Todos unidos nos haremos escuchar.

NO A LA MINA DE URANIO

FIRMA: PLATAFORMA DEHESA SIN URANIO

Etiquetas: Sin etiquetas

Una respuesta

Deja un comentario