índice

[Comunicado] Sobre el cierre del COC

Hoy es el día más triste en el COC desde su creación en el 2006. Hoy, 6 de enero de 2019, el COC cierra. Han sido unos años maravillosos junto a todas las personas que nos habéis acompañado. No podemos estar más agradecidos, muchas gracias por vuestro apoyo constante durante estos años. Sin todas y todos no hubiera sido posible.

Unos años maravillosos de cine, teatro, música, danza, magia… de cultura en general, que han sido posibles gracias a vuestro acompañamiento y fidelidad durante estos años.

Como sabéis, el COC ha ocupado el espacio de lo que fueron los multicines Avenida. Tras llevar algún tiempo cerrados y quedar desierta la subasta pública para su explotación, decidimos dar el paso y fuimos los únicos que nos presentamos a la última convocatoria pública. Llevamos a cabo un importante reforma urbanística y de contenidos y el COC inició su andadura. El Ayuntamiento de Badajoz es el propietario del inmueble, y cuando nuestro contrato inicial por cuatro años ha cumplido, se ha renovado por acuerdo de las dos partes. Así fue en 2009 y 2013. En 2017 cuando cumplió de nuevo el contrato de arrendamiento, solicitamos la renovación a nuestro Ayuntamiento con el propósito de continuar cuatro años más. Nuestra sorpresa fue cuando la respuesta que recibimos fue el silencio durante varios meses, en concreto de abril de 2017 a noviembre de ese mismo año, en el que ante nuestra insistencia nos comunican que el contrato solo será renovado por periodos mensuales. Sí, habéis leído bien, un contrato renovable mes a mes, hasta que el Ayuntamiento lo considerara conveniente. Desde entonces, hemos aguantado como hemos podido, renunciando a algunos proyectos pero continuando con nuestra actividad, a duras penas y con un enorme sacrificio personal y económico. Un espacio cultural no puede programar y gestionarse con la espada de un contrato mes a mes. En diciembre pasado, no pudimos presentarnos al concurso público de la Filmoteca de Extremadura ya que el contrato que nos impuso el Ayuntamiento impide participar en cualquier concurso público, por lo que ya no podíamos ofrecer este servicio. Una industria cultural, cualquier industria, no puede funcionar, no puede garantizar su futuro con la inseguridad jurídica y la incertidumbre de funcionar con un contrato renovable mes a mes como ha pretendido el Ayuntamiento de Badajoz.

No existe ningún motivo ni justificación legal para no renovar el contrato de arrendamiento como las veces anteriores, el hecho mismo de renovarse en 2009 y 2013 así lo corrobora. No ha cambiado ninguna normativa que ampare la decisión del Ayuntamiento de no renovar, como así se lo hemos hecho constar en reiteradas ocasiones. Insistimos, por qué se ha renovado anteriormente y ahora no, que ha cambiado en la normativa para que antes pudiera hacerse y ahora no? Es solo un problema de falta de voluntad por parte del Ayuntamiento.

El COC siempre ha sido un espacio abierto, plural, diverso, que siempre ha estado abierto a la ciudad, a todos los colectivos culturales, sociales, políticos, sindicales, etc, de nuestra ciudad, independientemente de las posiciones políticas de cada colectivo. Como espacio crítico constructivo, hemos participado en la medida de nuestras posibilidades en el desarrollo de nuestra ciudad.

Nuestro objetivo siempre ha sido la cultura, la cultura como motor transformador, como instrumento de mejora de la vida en Badajoz. La ideología y las posiciones políticas de los gestores del COC, que las tenemos y son bien conocidas en la ciudad, nunca se han situado por encima de nuestra profesionalidad.

Quizás esto último es el motivo real para no renovar el contrato por parte del Ayuntamiento de Badajoz.

Son malos tiempos para la lírica en Badajoz.

Nuestras últimas palabras son para todas las personas que trabajan y han trabajado con nosotros, GRACIAS.

 

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Nunca persequí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse…

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar…

Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
“Caminante no hay camino,
se hace camino al andar…”

Golpe a golpe, verso a verso…

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
“Caminante no hay camino,
se hace camino al andar…”

Golpe a golpe, verso a verso…

Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
“Caminante no hay camino,
se hace camino al andar…”

Golpe a golpe, verso a verso.

Antonio Machado, Cantares

Etiquetas: Sin etiquetas

Deja un comentario