IMG-20181105-WA0008

Manifiesto de la Cumbre Mundial de Madres de Migrantes Desaparecidos

MANIFIESTO DE LAS MADRES AL MUNDO

 Red Mundial de Madres de Migrantes Desaparecidos

 

LaCumbre Mundial de Madres de Migrantes Desaparecidos, conformada por madres y familiares de México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Honduras, España, Italia, Argelia, Túnez, Senegal, Marruecos, Mauritania, y Estados Unidos y sus aliados, nos levantamos unidas en una sola voz para manifiestar nuestra solidaridad con las familias de migrantes, internos e internacionales, que se han desaparecidos en el camino. Además nos solidarizamos con las familias de víctimas de desaparición forzada en todo este adolorido mundo,  donde reinan la impunidad, la violencia y el racismo.

Unificamos nuestro amor, dolor y lucha a todas las madres, familiares y aliados que buscan a sus seres queridos. Revindicamos el papel indispensable de las madres—indígenas, campesinas, urbanas—en la búsqueda de sus hijos de la justicia.

El proceso de desplazamiento forzado en todo el mundo ha obligado a las personas a dejar atrás su lugar de origen, su país y sus seres queridos. Migran  para preservar su vida y la vida de sus familias de la violencia social generalizada; de las guerras y conflictos; de la pobreza generada por el extractivismo, los megaproyectos y el neoliberalismo que ha permeado todos los ámbitos de la vida; de la violencia estatal y los pactos de impunidad entre gobiernos y grupos delictivos; del cambio climático y la destrucción ambiental que arremeten contra las poblaciones.

Demandamos un trato digno apegado a los instrumentos internacionales para las personas migrantes, solicitantes de asilo, refugiadas, y las personas que buscan a sus familiares desaparecidos. Hacemos un llamado en particular a cumplir con los compromisos internacionales de protección de los menores de edad, las mujeres, los indigenas y otras poblaciones en situación de vulnerabilidad, y trabajar en la prevención de los factores que ponen en riesgo el bienestar y la vida de estas poblaciones. En la práctica, los gobiernos no están cumpliendo con los instrumentos internacionales y los derechos humanos están siendo violados de manera sistemática al negar a las personas el derecho al libre tránsito, al negar medidas humanitarias a las personas migrantes, y al no garantizar el derecho a la vida y responder con detenciones, deportaciones, amenazas, revictimización y más violencia. Ninguna persona es ilegal; ninguna persona es clandestinas. Son las políticas que nos criminalizan y violan el marco de derechos humanos consensado a nivel internacional.

 

Nosotras, las madres del mundo:

* Demandamos que se cese la separación de familias ya que es una práctica inhumana y degradante. Esta separación de familias sucede en los centros de detención, y como resultado de la migración forzada y de las deportaciones.

* Exigimos que los Estados asuman su responsabilidad de respetar la ley y garantizar los derechos humanos. Nuestros territorios y nuestros mares se han convertido en grandes fosas. Nos oponemos a la normalización de esta violencia.

* Exigimos que se garantice el libre tránsito a las personas migrantes, en condiciones de seguridad, y de las madres, los familiares y sus aliados que buscan a sus familiares desaparecidos por los territorios donde pudieran encontrarse.

* Demandamos el derecho a la verdad y el esclarecimiento de hechos

Tenemos la certeza de que estas demandas se sustentan en las obligaciones internacionales de los Estados por ser signatarios de instrumentos internacionales que protegen a personas migrantes, desplazadas, refugiadas y asiladas. La lucha y la esperanza no se agotan. Nada puede parar a una madre que busca su hijo o su hija. Las madres derribarán todas las barreras y recorrerán todos los kilómetros necesarios hasta llegar a la verdad.

Hacemos un llamado a la sociedad internacional para sensibilizarse con estas historias y esta causa. Exigimos la no repetición de estos hechos que tanto daño han causado. Ninguna familia debería conocer este dolor. Las acciones que tomemos ahora son la clave para prevenir más desapariciones.

Migrar es un Derecho. No migrar también lo es. Por tanto, responsabilizamos a los Estados del mundo por el dolor que nos ha reunido en esta Cumbre, y reclamamos el derecho de todas y todos a una vida digna, en cualquier país en que se encuentre.  Las caravanas de madres que buscan a sus hijas e hijos, no son solamente una respuesta ante la indisposición de los Estados de realizar esta búsqueda, sino que estas caravanas son en sí mismas formas de buscar personas y a la vez buscar y exigir la verdad y la justicia; de crear otros mundos posibles, contrarios a las geografías del terror.

Somos las madres del mundo y sus aliados fuertes e imparables. Hemos remplazado nuestras lágrimas por la movilización y la esperanza hasta encontrar a nuestras hijas e hijos. Nuestra lucha está sustentada por el amor inquebrantable, que intenta crear otro mundo en el cual se comparte con cariño, sembrando vida en lugar de muerte.

Desde nuestro dolor y nuestro amor, les abrazamos fuertemente.

 

¡Ninguna persona es clandestina! ¡Por el derecho a la verdad y a la Justicia!

Estados: Omisión, Negligencia, Colusión, Protección, Complicidad y/o Aquiescencia

 

 

Extraido de Movimiento Migrante Mesoamericano

 Foto: Itzel Porras

Otros autores, es una categoría genérica para las publicaciones de artículos interesantes de autores que nos parece bien compartir pero que no tienen vinculaciones con Algrano. En todas las publicaciones aparecerá la autoría propia así como enlaces para buscar mas información relacionada.

Etiquetas: Sin etiquetas

Deja un comentario