carlo01.14_(1)

Contra el G-7 y sus falsos oponentes (llamado contra la cumbre del G-7 en Biarritz y contra los recuperadores y pacificadores socialdemócratas)

Sigue a continuación un comunicado compartido en distintos medios de contrainformación y que pretende ser un llamado a mantener posturas combativas de cara a la próxima cumbre del G-7 que tendrá lugar en Biarritz (en la parte de Euskal Herria bajo control del Estado francés) entre días 24 y 26 de agosto, frente a las habituales cantinelas apaciguadoras de los distintos apagafuegos de la socialdemocracia.

——————————————-

El próximo 24 – 26 de agosto se celebrará en Biarritz – Euskal Herria, Estado francés, la cumbre del G-7. El sentido de este post es hacer una llamada a bloquear esta cumbre, pero también, queremos denunciar el intento de la socialdemocracia de capitalizar e intentar dirigir la protesta hacia la nada. Por eso han creado varias plataformas que nos invitan a participar en los actos que están convocando para estos días, pretenden hacernos tragar e imponernos una protesta “no-violenta”. Ya han dejado claro desde estas plataformas que “rechazarán y se desmarcarán de todo acto violento”. Bueno, nada nuevo bajo la lluvia. La historia de la socialdemocracia puede resumirse en una historia de intrigas, luchas de poder y traiciones.

Aprovechamos estas líneas para recordar cómo hace 18 años el llamado “movimiento anti-globalización” saltó por el aire en la cumbre que se celebró en Génova en 2001. El bloque de la “desobediencia civil, no-violento” organizado, controlado y dirigido por los “Tute Bianche” junto con el resto de organizaciones socialdemócratas (Rifondazione comunista, etc …) acusaron y responsabilizaron al bloque negro por las acciones directas que se realizaron, de la durísima represión que desató el Estado italiano con el mafioso Berlusconi a la cabeza. De esta escabechina, y del terror y pánico que se vivió el viernes y sábado de aquel julio de 2001, resultó que los que se afirmaban como “no-violentos”, presos del miedo, fueron violentos y mucho, golpeando a compañeros, delatándolos y entregándolos a la policía. Ejercieron ellos mismos de policías de paisano.

Declaraba uno de los gerifaltes de los Tute Bianche por aquellos días: “LOS SUCESOS DE GÉNOVA (INFILTRACIONES, VANDALISMO, SAQUEOS) CONFIRMAN LA MUERTE EFECTIVA DEL BLACK BLOCK COMO EXPERIENCIA “POLÍTICA” DETERMINADA A PARTIR DE CIERTAS PRÁCTICAS. Ninguna indulgencia para los idiotas que en Génova se dejaron utilizar por el Estado y por las fuerzas del orden contra el movimiento. Tienen una responsabilidad gravísima precisamente por el papel perjudicial que han tenido. En el momento en que las prácticas del Black Block han sido asumidas por el Estado y utilizadas contra nosotros, debemos decir con fuerza que hoy están, a todos los efectos, políticamente muertos. Y si tuvieran un poco de inteligencia, deberían ser los primeros en hacer un examen de conciencia y SUICIDAR una experiencia que, repetimos, ha terminado de HECHO en Génova.”

Cabría preguntar a quién escribía estas líneas sobre el black block allá por el 2001 qué ha sido de los “Tute Bianche”, de sus escudos y almohadillas construidas con esterillas, y qué le parece “la muerte efectiva del black block” que el pasado 2017 reunió en Hamburgo a unas 10.000 personas bajo la consigna “Welcome to Hell”. O podríamos preguntarle también de la insurrección amarilla-negra que sacude toda Francia desde hace cinco meses.

Pero seríamos bastante ingenuos si pensáramos que los Tute Bianche se volatilizaron y simplemente desaparecieron del mapa tras el varapalo que sufrieron en Génova. La socialdemocracia sigue muy presente y activa en el plano político, y, aunque se abandonaron los monos blancos aún en muchos lugares continúan los coletazos de aquella táctica, por ejemplo aquí en Euskal Herria en las protestas contra la incineradora se han podido ver de nuevo los monos blancos. Lejos de desaparecer, se puede decir que la palabrería socialdemócrata y los discursos reaccionarios de no violencia lo inundan todo, hasta nuestros propios espacios, así pues teniendo en cuenta a Sun Tzu, haríamos mejor en no subestimarlos y pensar que es muy posible que sigan avanzando y fortaleciéndose.

Ni Génova fue Hamburgo ni lo será Biarritz. No había timbres rojos a los que llamar en los portales cuando se escapaba de las cargas policiales en Génova, más bien todo lo contrario, tocaba esquivar macetas que arrojaban vecinos desde las ventanas y escuchar sus recriminaciones e insultos cuando se montaban las barricadas. Sin más, quedan muchas cosas en el tintero, sólo decir que nos vemos en las calles, y en Biarritz en agosto, o allí donde los títeres matarifes de este sistema podrido instalen las vallas para su seguridad y protección. Para intentar frenarnos.

Ninguna valla, ni toda la represión que descarguen sobre nosotros puede pararnos, ninguna plataforma socialdemócrata lo hará.

¡Ez gaituzue geldituko! ¡Hasta derribar todos los muros!

—————————————————————————-

A dieciocho años del g8

¡Carlo vive la lucha sigue! ¡Ni olvido ni perdón!

“En una palabra, el enamorado de la vida quiere gozarla plenamente. No podría definir lo que es la felicidad, pero incluso el refractario que no se adapta al ambiente busca satisfacciones. Pero me diréis que esta lucha -por un mejor mañana- está llena de obstáculos, que los cardos del camino son muchos. No obstante, si os gustan ardientemente las rosas fragantes, rojas como la sangre que os corre generosa por las venas, y para cogerlas, a fin de ofrecerlas al ser más amado, debierais atravesar un barrizal o un espinoso boscaje, estoy segura de que superaríais estos obstáculos y, llegando a la meta, enfangados, ensangrentados y extenuados, asomará una sonrisa triunfal, de inmensa satisfacción, sobre vuestros labios.

No concibo que seáis individuos que vivan la vida de modo burocrático. Se estancan, vegetan y mueren. Yo opino que la revolución es necesario hacerla y no esperarla.

He aquí por qué cualquier acto contra el Estado y contra los demás pilares del actual régimen es necesario y por tanto plausible.

El sentido de la vida en toda su plenitud, en el ambiente en el que vivimos, forma esta corriente de acción que hace temblar a los esbirros del orden constituido. ”

(Josefina A Scarfó, alias de Severino Di Giovanni).

“Que demonizan a lxs que están luchando por ser tan violentos, si en pura sesión en el parlamento aniquilan más vidas que todos nuestros caseros armamentos.”

Agur eta ohore!

Una respuesta

Deja un comentario