1499064891_313101_1499067668_noticia_normal

Delivero, Glovo… los vampiros de la economía digital

La economía colaborativa (economía de la servidumbre, SE a partir de ahora), basada en plataformas TIC, va sedimentando y haciéndose un lugar (un lugar muy ancha) dentro del sistema tecnoindustrial, es la faceta de explotación laboral de lo que se suponen las smartcities en la gestión de los espacios.

Una de las aspiraciones de las corporaciones de Laeser (Economía de la sumisión) es modificar los marcos legales de las relaciones laborales … naturalmente a su favor con el fin de maximizar los beneficios derivados de las plataformas de internet en que se basan, reduciendo el coste humano que es el más “reducible”. Es una modificación compleja y lenta, pero, como era de esperar, poco a poco va triunfante a pesar de algunas derrotas puntuales.

 

El vínculo entre Laeser y la tecnología es tan fuerte que, a menudo se les llama “plataformas tecnológicas”. La SE esun los primeros engendros de los dispositivo móviles en irrumpir en el mundo de la explotación laboral. Queda por ver lo que nos llevará la proliferación exponencial de conexiones derivadas del Internet de las cosas.

El recurso alstribunals laborales es un recurssovintinevitable para hacer un poco menos miserable la vida, pero es un recurso claramente insuficiente, sobre todo en casos nuevos, como es el de la SE. Nos encontramos ante un sector emergente con expectativas de beneficios millonarios (sólo hay que ver las financiaciones, sin contraprestaciones, empleados en empresas como Glover, deliberado o las clásicas Uber y Cabyfi), el poder legislativo se muestra sumamente complaciente y dependiente del poder financiero y, mientras esperan un nuevo marco legal de la Unión Europea y del Estado favorable totalmente a sus proyectos, van abriendo camino con sentencias contradictorias que van generando una “jurisprudencia” insegura, pero favorable para las plataformas de la SE a medio, y seguramente también a largo, plazo.

Así, a principios de verano de este año un Juzgado de Valencia sentenciaba que la relación entre los “riders” (recaderos) y DELIVEROO era de carácter laboral y que los trabajadores de DELIVEROO eran falsos autónomos, una victoria que pareció, a algunos, definitiva.

El sector de la SE (Economía de la Sumisión) está fuertemente organizado, en forma de asociaciones y de lobbys influyen sobre la autoridad de la competencia, sobre los parlamentos y ministerios … y sobre la justicia.Naturalmente ha organizado una gran campaña de lamentaciones sobre el impacto en la ocupación (precaria y esclavista) y sobre el efecto de frenar las iniciativas “innovadoras” de los “emprendedores” digitales … naturalmente no hablan de la amenaza a sus resultados de beneficios.

Así, reaccionando a la sentencia de Valencia, este septiembre, un juzgado de Madrid ha considerado que los trabajadores de Glover (con condiciones similares a las de DELIVEROO) son autónomos reales y no falsos autónomos y reconoce su “independencia”, validando la relación mercantil en lugar de la laboral.

Pero no es únicamente en estos sectores del reparto, el de los riders o el de los servicios de transporte (Uber, Cabify, AMAZON), donde las condiciones creadas por las tecnologías móviles abren una rendija para aumentar la explotación, hay un gran número de sectores donde el hecho de poder estar localizable permanentemente obreun camino similar al de los riders.

Este es el caso de las guardias localizadas. Las guardias localizadas son periodos de tiempo en que el trabajador debe estar a disposición de la empresa para presentarse en un corto plazo de tiempo (generalmente en no más de 30 minutos), el debate (debate inmediato, a más largo plazo el debate sería otra) está en si este tiempo se debe pagar como hora trabajada y si no debe considerarse periodo de descanso.

Todo esto es posible a partir de que los dispositivos móviles facilitan la localización permanente de los trabajador.Las guardias localizadas afectan a sectores muy diversos, quedan ya lejos los buscas de personal sanitario hace unos años, ahora el smart-teléfono hace que el control del tiempo libre de los trabajadores abarque, además allà del personal sanitario, bomberos, servicios de mantenimiento … y llegue a todo lo que dicte la imaginación de los directores de “recursos humanos”. Incluso varios sectores, como por ejemplo el del comercio, hay una especie de “guardia localizada” donde la trabajadora debe estar dispuesta a ir a despachar en la tienda por períodos cortísimos y de inmediato. Las llamadas al trabajo por períodos cortos (incluso de horas) a discreción del empresario se están extendiendo cada vez más.

Estos últimos meses se han dictado varias sentencias sobre las guardias localizadas (las que son guardias, no disponibilidad de dependientas y reponedores …). Partiendo de una sentencia favorable de los tribunales europeos sobre las guardias de unos bombero Belgas, se han movido algunas cosas, así hay una sentencia del Tribunal Superior de Madrid, desfavorable a los bomberos forestales madrileños, donde se dice que el tiempo de guardián localizada NO es tiempo de trabajo (?), por el contrario hay una sentencia favorable a un metgegaleg donde se reconoce que las guardias localizadas SI es tiempo de trabajo.

La vía de la justicia laboral es evidentemente insuficiente, y se convierte en un camino sin salida si se formula al margen de todo el proceso de digitalización de la sociedad.

La digitalización dela explotación en el trabajo avanza, y es un recurso para incrementar la precarización y la extensión de la dominación. Evidentemente la cosa no acaba aquí y habrá que ver qué impacto tendrá la irrupción de la Inteligencia Artificial en el mundo de la producción y de los servicios.

El smart trabajo es sólo una de las caras de la smart dominación, o para decirlo o de otra manera la dominación digitalizada. Tanto los proyectos de la smartcity en todos los ámbitos (urbanismo, movilidad, sanidad, seguridad …), como los intentos de tecnificación, de control y de gestión del mundo más o menos salvaje, forman parte de un movimiento coordinado hacia una domesticación profunda de la tierra, de las personas y de los otros animales.

 

CONTRA TODA nocividad !!

 

Fuente: negre i verd

Etiquetas: Sin etiquetas

Deja un comentario