desalojo-argumosa-madrid-cargas-policia

Solidaridad con lxs 6 de Argumosa. Si luchar es delito ¡Somos culpables!

Una vez más la alianza criminal entre gobierno, propietarios, policía, abogados y jueces se ha conjurado para atacar a la resistencia y la vida en la ciudad de Madrid. Mientras que desde hace meses cientos de vecinas y solidarias se han juntado para luchar contra el atropello que supone la colonización de nuestros barrios por parte de fondos buitre, la policía, en un dispositivo sin precedentes, ha desahuciado mediante la violencia a 4 familias. Por el camino de porras y golpes se han llevado a 7 dompañeras detenidas.

Los Bloques en Lucha declarados desde el Movimiento de Vivienda madrileño son un foco de resistencia frente a la mercantilización y especulación en los barrios populares. El bloque de la calle Argumosa se ha convertido en símbolo de esta lucha. un símbolo que la represión trata de tumbar para tumbar también nuestros ánimos y esperanzas. Es gracias al trabajo cotidiano de los movimientos sociales que podemos resistir y no venirnos abajo frente a estos golpes.

Quienes hoy han desahuciado han preferido la represión al diálogo, la protección del que posee sobre quien necesita y unos barrios de turistas y ricos frente a una comunidad de afectos y cuidados que defiende a quien lo necesita.

Seguiremos construyendo en nuestros barrios, desafiando a quienes quieran expulsarnos y apoyando a todas nuestras compañeras detenidas.

Siete detenidos por resistencia en el desahucio simultáneo de tres viviendas de Argumosa, 11

Cuatro desahucios en la mañana del 22 de febrero en Madrid. La operación de Delegación de Gobierno ha acarreado siete detenciones.

La Policía Nacional ha detenido a al menos siete personas esta mañana en Madrid, según ha confirmado a El Salto la abogada de la Plataforma Afectados por la Hipoteca, Alejandra Jacinto. Los arrestos se han producido en el desahucio simultáneo de tres viviendas de la calle Argumosa 11, en el barrio de Lavapiés. La Policía, por orden de Delegación de Gobierno —dirigida por el PSOE— ha ejecutado los desahucios al filo de las 10 de la mañana.

Durante las primeras horas de la mañana se han producido cargas y momentos de tensión contra el numeroso grupo de personas que han acudido durante toda la noche y la madrugada para solidarizarse con quienes estaban en el edificio y dentro del perímetro que la policía ha desplegado desde las 2.30h de la mañana.

Activistas antidesahucios se habían convocado para la noche de ayer y la madrugada de hoy, viernes 22 de febrero, cuando se anunciaron primero dos desahucios en un edificio que desde hace meses concita la movilización del Sindicato de Inquilinas, la PAH y otros espacios de lucha del barrio de Lavapiés. A lo largo de la tarde de ayer se supo que eran cuatro las viviendas que la Policía pretendía desalojar en la mañana de este viernes, avisando con menos de 48 horas de antelación. Los tres autos, de tres juzgados diferentes, estaban calcados los unos de los otros, según denuncian fuentes de Argumosa 11 a este diario, algo “inédito”.

Las familias desalojadas hoy contaban además con una resolución del Comité Desc de la ONU que sí ha sido escuchada en anteriores ocasiones, que exigía ayer al Estado que paralizase los desalojos y evitase que se quedasen en la calle sin alternativa habitacional después de años viviendo en el inmueble.

“La policía, junto a la comisión judicial, después de tratar de entrevistarnos con ellos nos nos han dejado estar presentes en la diligencia del alzamiento pese a que somos abogadas que formamos parte de los procedimientos, aunque sí ha dejado estar a la abogada de la propiedad”, ha explicado Jacinto, que cree que se trata de una “irregularidad más en este proceso”.

Según la abogada, han roto la puerta del portal y han detenido a las personas solidarias que están diciendo, como dice Naciones Unidas, que este tipo de desahucio no se puede llevar a cabo sin alternativa habitacional”.

Según han confirmado a El Salto los detenidos han sido puestos en libertad a las 19h, con cargos de resistencia y desobediencia.

Etiquetas: Sin etiquetas

Deja un comentario