mina-las-cruces

[ Andalucía ] Desastre en la Mina Las Cruces

El mayor desastre minero de la Península y posiblemente de Europa, ha pasado desapercibido para la población en general, debido a que los medios de comunicación lo han ignorado. Apenas unas breves noticias en páginas interiores que tranquilizan, asegurando que no ha pasado nada.  Previamente nos deleitan con lo que ocurre en Venezuela, o con los vericuetos por los que transitó Julen antes de caer al pozo. ¿El motivo de este olvido? Que, afortunadamente, no han muerto cien mineros, porque el enorme deslizamiento de tierra de unos 20 millones de metros cúbicos de margas azules que se han derrumbado sobre los taludes, se produjo a las cinco de la mañana, cuando nadie estaba trabajando.  De lo contrario, de las ochocientas personas que trabajan allí habitualmente, decenas o cientos hubiesen sido sepultadas junto con la maquinaria, y ahora estarían todos los periodistas del mundo produciendo el morbo que alimenta las mentes calenturientas de los televidentes, ávidos de desgracias ajenas.

Se trata de la mina de cobre de las Cruces, un enorme agujero escalonado con una profundidad de más de 250 metros en el municipio de Gerena, Sevilla. Resumen: se ha derrumbado. Cuando hace una década trabajábamos allí preparando las instalaciones, la comidilla era que la mina era de los alemanes y chilenos. Ni idea de si tal cosa es cierta, porque actualmente la empresa es canadiense, debido a esas idas y venidas que nos depara el feliz liberalismo del capital. Lo que sí es verdad, es que aquello era tan secreto que parecía que se estaban construyendo silos para ojivas termonucleares. La empresa desembarcó en ese territorio, puede decirse que virgen, creando una red de complicidades, comprando cargos políticos, líderes locales, sindicatos, opositores, vecinos con la promesa de empleo… Los únicos que dieron la carga contra las pretensiones mineras –que yo sepa– ,  fueron los de Ecologistas en Acción, que destaparon una y otra vez los desmanes empresariales.

En estos años la mina ha sido condenada a pagar multas por robo continuado (detracción) de agua. Resulta que el cobre que se descubrió, se encontraba sobre un acuífero, el de Gerena-Posadas, considerado de interés estratégico para consumo humano en épocas de sequía. La empresa minera afirmó que este acuífero no sería afectado, ya que emplearían un novedoso Sistema de Drenaje Reinyección (SDR) de aguas subterráneas. La empresa sacaría el agua, la depuraría y la volvería a reinyectar. Bueno, pues fue un fraude como un castillo ya que nunca llegó a funcionar tal sistema, el acuífero se contaminó con arsénico, el agua se mandó a la porra, y aquí no ha pasado nada.

Y ahora el agujero tiene dentro una torta de escombros que para sacarlos van a tardar años, si es que eso puede ser sacado. Escombros que no son inocuos, que van cargados de metales que invadirán el acuífero, y que harán de esa reserva de agua, un veneno para las próximas décadas.

¿Por qué se ha derrumbado la zona norte de la mina? Pues por la imprevisión de la empresa que: a) minimizó los riesgos de extraer agua para inyectarla en otra parte; b) por la incompetencia de la Junta de Andalucía que acepta la situación colonial de la región como exportadora de materias primas; c) por la irresponsabilidad y avaricia empresarial, que ignoró los derrumbes previos sin cerrar la mina, arriesgando la vida de sus empleados; d) por la presencia de la Virgen de la Encarnación, que supongo que tendrá algo que ver en el asunto.

Lo del gobierno andaluz tiene miga.  Su prioridad son –¡JA!– los puestos de trabajo. Yo diría que más bien priorizan sus cervezas, sus trajes, sus coches oficiales, sus comisiones y mordidas, y que la seguridad de los trabajadores, la preservación del medio ambiente y el futuro de la región, les queda pero que muy muy ajena a sus intereses reales. Por cierto, acostumbrados al mayor desastre minero de Aznalcóllar en los años noventa, este no debe de haberles cogido de sorpresa.

Para mayor abundamiento del esperpento andaluz, las declaraciones del portavoz de la empresa, que ha afirmado que han “aislado el incidente”. Por supuesto que está aislado. Está completamente aislado en Andalucía Occidental. Si algún día el agujero se abre aún más y se traga la región y la provincia de Badajoz, podrá asegurarse que se ha limpiado la zona sin restos contaminantes. En realidad, teniendo en cuenta lo permisivo de las autoridades y la voracidad de las empresas, lo raro es que los desastres a la andaluza no sean más frecuentes y más letales, cosa que deben sentir profundamente, los directores de los informativos.

Y aquí paz, y luego gloria, que la justicia es lenta y antes morir de un shungo, que dictar una condena. Pleitos tengas, y los ganes.

Acratosaurio rex

 

Autor:

Extraido de: Acracia.org

Etiquetas: Sin etiquetas

Deja un comentario