presxsenlucha_0

Presos y presas en lucha. Una voluntad a prueba de torturas

«Se respira cárcel por todos los lados, en las fábricas, en las escuelas, en las calles, hasta en nuestro propio pensamiento. Es por eso que la lucha contra la institución penitenciaria es una lucha que concierne a todos y a todas y el punto de partida de una actividad continua contra el sistema en su totalidad. Ese es el objetivo común que tenemos».

Del 10 al 25 de diciembre y por tercera vez en 2018 un grupo de presxs en lucha se declaró en huelga de hambre colectiva. Ya lo estuvieron en mayo y en octubre. En las tres ocasiones el objetivo ha sido la denuncia visibilizada en una tabla reivindicativa de 12 puntos de las situaciones de maltrato, abusos, vulneración de derechos y desatención sanitaria que caracteriza al sistema penitenciario.
Estas son sus reivindicaciones acompañadas con extractos de sus cartas. La posible perdida de información o error se debe a la selección o transcripción de dichas cartas, pero creemos que reflejan las realidades que se denuncian pese a lo cual, pedimos disculpas.

1.Erradicación de las torturas.
“Después de un vis a vis con mi novia y mi hija de 4 años me sometieron a un cacheo integral muy desfasado. Me da vergüenza pero me abrieron las nalgas con sus propias manos los “perros” estos y seguido me llevaron a la celda 61 de ingresos, al gran hermano VIP de este sitio. Allí me tuvieron sin agua en el grifo ni en la ducha durante 6 días con una botella de agua al día. Al quinto día me trague chapas de mechero a ver si me sacaban al hospital para hacerme rayos x, los cuales solicite desde el primer día… Y aquí sigo sin que nadie del equipo técnico me haya venido ni a ver.”
“Llegué ayer y me dieron el recibimiento y bien dado, y porque me tragué dos cuchillas si no me matan a palos. Y llego el jefe de servicio y dijo: ‘Déjalo ya, que os lo vais a cargar’ y me trajeron a enfermería y el médico dice: ‘Eso no es nada’ y me han dejado aquí, por tragarme las cuchillas. Tengo el cuerpo como Jesucristo y ha venido el psicólogo y cuando me ha visto me dice: ‘¿Con cuantos te has peleado?’ Y le digo: ‘Con nadie, esto es de los carceleros’ y me dice que arree y me ha puesto protocolo de prevención de suicidio.”

2. Abolición de los FIES, del “Régimen Especial” de castigo y de los departamentos de aislamiento.
“Para ello han decidido hacer público las condiciones infrahumanas a las que someten a aquellos internos que encierran en la mazmorra 61 del módulo de Ingresos, donde a base de torturas ‘reinsertadoras’ y malos tratos ‘reeducativos’, se les desposee de todos sus Derechos Constitucionales Fundamentales. Los que hemos pasado por ese ‘Guantanamo Palentino’ sabemos perfectamente que la responsabilidad delictiva, conculcadora de derechos, no solo debe recaer en el ‘Dictador Alcaide’. Aquí es obvio que también existen otros delincuentes potenciales que deberían, ya no solo ser cesados de inmediato de sus cargos, sino que también tendrían que ser sentados en los banquillos judiciales.”

3. Fin de la dispersión.
“Sin tener ningún problema con ningún preso, el día que recibí cartas de unas compañeras solidarizándose con nosotros, todos fueron dispersados. Juampe, Jorge, Sergio y ahora Santiago que estaba a mi lado. Por echar una instancia y escribir a una compa de Palencia lo sacaron de esta galería.”
“Que a mi en León me han partido el tabique nasal, las gafas de ver, golpes por todo el cuerpo. Me sacaron al hospital, tengo parte médico (…) todavía tengo las gafas rotas y tengo 8 dioptrías, aparte de esta movida, desde 2015 hasta el día de hoy he rulado x 6 talegos y en todos recibí palizas, casi siempre cuando hacia huelgas o reivindicaba.”

4. Exigimos que los servicios médicos no estén adscritos a Instituciones Penitenciarias para evitar la complicidad corporativista entre médicxs carcelerxs y carcelerxs.
“El Subdirector médico de Zuera cuando estaba en Cataluña de médico lo llamaban “el doctor muerte”. Aquí también se lo dicen. Se tuvo que marchar porque tenía muchas denuncias de familiares por la muerte de internos. Aquí hace lo mismo. Hace informes de que están bien y en realidad están muriéndose. A mí no me los da, pero. los hemos pedido al Hospital por medio del Campa, la semana que viene las tienen que ir a recoger, veremos que dicen. Hemos de meternos con los médicos. Salen en la TV aragonesa pidiendo más médicos, que son pocos, pero para lo que hacen veo que aún sobra. Fíjate, el lunes fue un interno con dolor de piedras en la uretra y el médico, que ha venido nuevo de Madrid, le dijo que era una migraña, el pitorreo en el centro es mayúsculo. Tengo el vientre hinchado desde hace 2 semanas, como si estuviera de 8 meses, y va y me dice que son gases. Le dije: ‘claro, claro, son gases’, me puse a reír y con el pie izquierdo hice marcha atrás hasta la puerta (voy en silla de ruedas), le miré diciéndole con los ojos: ‘inútil, que no sirves, me río de ti’. Ahora veremos con que me salen.”
“Soy hipertenso, llevo ya un tiempo que la tengo muy alta, o sea con riesgo de sufrir una embolia o un infarto, pero esto no les importa a los servicios médicos de la cárcel. Claro, si forman parte de este sistema carcelario.”

5. Aplicación inmediata de los artículos 104.4 y 196 del Reglamento Penitenciario a  lxs enfermxs crónicxs.
“Bochornoso lo que hacen los médicos de aquí, no quieren que salgamos, solo nos dan la libertad 24h antes de morir. Aquí fallece mucha gente, muchísima. La semana pasada un compañero. Primero dijeron que era un golpe de calor, fue por sobredosis dicen ¿? En su módulo hay mucha droga, la mete una funcionaria, pero ya sabéis que entre ellos se tapan.”

6. Que lxs enfermxs mentalxs no estén en cárceles y menos en régimen cerrado o en aislamiento.
“Ahora me encuentro en una celda acristalada e insonorizada. Me paso 23 horas encerrado, solo me dejan salir una hora de patio.”
“Nos hicieron un cacheo y antes de hacerlo nos esposaron cuando no es necesario pues nuestro comportamiento es correcto, nada más que pedimos nuestros derechos (…) y por parte de ‘psicólogos’, ‘educadores’ pues no lo parece o hay alguien, no sabemos, que no nos facilita en aras a la libertad o semilibertad este derecho, como enfermos y con exceso de condena, el estar con nuestros familiares para facilitar este derecho.”

7. Que los “programas” con metadona y fármacos psiquiátricos vayan acompañados de grupos de apoyo y terapeutas independientes de II PP, porque fomentan la pasividad y dependencia al Estado y a estas drogas.
“¿Qué te parece como no les importa la vida de un preso? Eso sí, como les conceden un plus por cada preso que toma metadona, que es lo equivalente a la heroína y según me han explicado mucho más dañina, se la dan todas las mañanas acompañada de diazepinas, un cóctel que les hace ir por el patio como zombies. O sea, que el sistema carcelario los tiene drogados gratis, ¡Toda una vergüenza! Sobre esto sí ponen interés.

8. Esclarecimiento y delimitación de responsabilidades por lxs compañerxs asesinadxs en las cárceles del estado español desde el principio de lo que llaman ‘democracia’ hasta hoy.
“Estos son asesinos con placas, los cuales son cubiertos por la propia institución, siempre con las mismas formas de suicidio, que si sobredosis o ahorcado, ya podrían ser algo más sofisticados, porque tantas de la misma forma normalmente es incomprensible. Yo después de esto tendré mis consecuencias y represalias.”

9. Que se abran las aulas, talleres, gimnasios, etc., accesos culturales y formativos a lxs presxs que tachan de irrecuperables.
“Los equipos técnicos quieren tenernos en los patios tirados, rogando por sus actividades, siempre parecen estar saturados pero son los enemigos de las actividades o trabajos remunerados son quienes se oponen a que lxs presxs tengan cierta independencia (…) Se sienten más fuertes con una población reclusa empobrecida y por tanto conflictiva.”

10. Que no se utilicen los “módulos de respeto” para chantajear con supuestos beneficios penitenciarios a cambio de degradar moralmente a lxs presxs.
“Me ofrecían irme al módulo 14, el más ‘conflictivo’ que haya, no iba a tener ningún beneficio de cara a mi libertad o me dijeron que podía ir al módulo 3 que es ‘terapéutico’, no hay drogas y dentro de lo que cabe estoy más o menos bien, pero ya sabes como va esto, no deja de ser un aparato técnico del puto Estado, me jode dejar las huelgas y reivindicaciones, ya que yo no quiero, pero es que aquí con tres negativos te echan del módulo.”

11. Cese de los cacheos integrales a familias y visitas de los rayos x a lxs presxs y que se pueda comunicar por cualquier vía sin ninguna limitación ni requisito burocrático.
“Cuando salgo del vis a vis me pasan la raqueta, ya trucada, por la barriga y empieza a pitar, le dice un carcelero a otro: ‘Trae la otra raqueta’ y le digo: ‘Dejámela a mí pues sois vosotros los que la estáis manipulando’, la cojo yo y me la paso y seguía pitando y claro, como yo no se como cojones hacen ni donde le dan para que pite. En fin, que viene el jefe de servicios y me dice que me llevan para aislamiento, le contesto que vámonos y me llevan para enfermería para que la médica firme la aplicación del art. 72 (aislamiento provisional) pero como ya estábamos en enfermería, y no quería que ya en el primer vis a vis después de 1 año quedase una mancha negra, me ofrezco voluntariamente a que me hagan placas a lo que me contesta que le de voluntariamente lo que llevo. Ya me infla los cojones y le contesto que ya ni placas ni hostias, que me llevasen a aislamiento y que adrede me iba a aguantar 7 u 8 días sin cagar para que cuando lo hiciese se rebozasen bien en la mierda, después de 1 hora en enfermería me dice que no voy para aislamiento y me lleva para el modulo. Cuando llegamos al modulo le digo que me pase una de las raquetas del módulo y ¡vaya casualidad! No pita nada ¡Qué odio! Venia todo contento y al final me jodieron todo el día.”

12. Que no se criminalice la solidaridad. Lxs presxs y lxs grupxs de apoyo a presxs somos unx. Si lxs tocáis a ellxs nos tocáis a nostrxs.
“A ver, aquí me intervienen según dice el acuerdo de dirección: ‘por vinculación muy activa con grupos de apoyo a presos de ideología anarquista, remitiendo cartas a publicaciones externas (por ej. Tokata) con insultos, amenazas y presuntas denuncias falsas hacia los funcionarios de prisiones’. ‘Mantiene correspondencia con internos de ideologías similares y grupos anarquistas de apoyo a presos’.
“Se me están aplicando encubiertamente normas ilegales simplemente por luchar por nuestros derechos y mantener contacto con presos en lucha y grupos de apoyo.”

 

* Publicado en el boletín  Briega en papel de enero 2019

** Más amplio en la publicación El Carro de diciembre 2018

Etiquetas: Sin etiquetas

Deja un comentario