45449498_951275215066282_5920814774920151040_n

Mucho asco, lo de Altsasu

Mucho asco lo de Altsasu. Varios vecinos largamente encarcelados tras una actuación policial-judicial abusiva (en el sentido de abusones de patio de colegio), una de esas a las que últimamente nos tienen acostumbrados ambos poderes del estado o, mejor dicho, NACIÓN española. Los abusones y maltratadores políticos, rodeados de todos los matones armados que el estado-NACIÓN española pone a su disposición acuden al pueblo a regodearse, a reírse de sus víctimas, de sus seres queridos, de sus familiares. A decirles bien claro quién manda y quién ha de doblar su cerviz ante la imposición discrecional de las porras y las togas de, digámoslo otra vez, la NACIÓN española. No tienen desperdicio las declaraciones ayer de A. Rivera, uno de los ultranacionalistas españoles convocantes del acto de humillación y desprecio del vencido:

“Para mí, y lo digo sin gritar y sin aspavientos, los valores de la democracia hoy se están demostrando incompatibles con los contravalores del nacionalismo. La democracia es libertad, el nacionalismo es imposición. La democracia es igualdad, el nacionalismo es privilegio. La democracia es unión, el nacionalismo es división. La democracia es respeto a las reglas de juego, el nacionalismo es quebrarlas”.

Y no se refería al nacionalismo ESPAÑOL, al que, más que a ninguno, son de perfecta aplicación todas y cada una de sus palabras. Las cuales continuaban con esta elocuente frase: “No dejemos de pisar cualquier pueblo de nuestro país porque unos pocos radicales lo intenten evitar”. Pisar, pisotear, cualquier lugar que osa ser “radical” y no hace ondear las banderas de la NACIÓN española en los balcones de su vecindario.

Estos tipos, por cierto, son los que en otros momentos no dudan en exigir que quede oculto bajo la alfombra cualquier tema que les disgusta, con el argumento de que puede dividir o crispar a la sociedad. Lo dicho, mucho asco. Luego, en el colmo de la hipocresía, fingirán no entender y sorprenderse de que las instituciones de su NACIÓN y ellos mismos despierten el más profundo de los odios. El mismo que ellos y ellas sienten y proyectan violentamente hacia todo aquél que no se siente ESPAÑOL y se doblega servilmente ante su bandera.

Vicent Teulera Punyal.

 


Ver más artículos de Vicent Teulera en Tortuga


Altsasu, plató de cine para la ultraderecha

Una vez más, como si de un rodaje se tratara, Altsasu ha servido de altavoz para los intereses de Vox y Ciudadanos en el acto que han desarrollado este domingo bajo la plataforma España Ciudadana

Iván Pastor

El Salto

La puesta en escena era perfecta. Una plaza céntrica blindada por la policía en la que los asistentes ondeaban sus banderas españolas. En los alrededores, los y las vecinas de Altsasu mostrando su indignación por la provocación causada en el pueblo en el que tres de sus vecinos llevan ya más de dos años en prisión por una pelea de bar. Sin embargo, entre el repique de las campanas y un concierto sobre una furgoneta en los alrededores, el pueblo de Altsasu ha dejado claro que, sin haber provocado ningún altercado, no son piezas de ningún escenario.

Sonia, palentina, ha acudido a Altsasu esta mañana para “defender la democracia y que todo el mundo viva tranquilo sin que tengamos que enfrentarnos unos y otros”. “Ah, y también para decir a España que los guardias civiles son nuestros y que no tienen porqué pasar miedo”, añadía. Lo mismo opinaba María, que envuelta en una bandera de España ha venido de Bilbao con su marido a “apoyar a la Guardia Civil y al pueblo navarro español”. De Bilbao también se encontraba esta mañana en la plaza del acto de España Ciudadana un padre con su hijo, que portaba en la mochila banderas de Vox. “Estamos en Alsasua para defender la libertad. La libertad de los vascos, de los navarros y de nuestros hijos. Por venir no se provoca”, señalaba.

Una pareja de madrileños afirmaba haber acudido al acto de España Ciudadana “para reivindicar la pluralidad de un pueblo que no puede manifestarla porque existe una represión soterrada y violenta”.

En el acto de la plataforma España Ciudadana al que acudieron tanto Albert Rivera por parte de Ciudadanos, como la portavoz del PP en Navarra Ana Beltrán o figuras del ultraderechista Vox como Santiago Abascal o Ortega Lara, se encontraba también una pareja de jóvenes madrileños. Ambos afirmaban que habían acudido “para reivindicar la pluralidad de un pueblo que normalmente no puede manifestarla porque existe una represión soterrada y violenta”. Ella, Noemí, envuelta también en otra bandera de España, señalaba que acudían “para que la Guardia Civil se sienta respaldada”.

“Les pegan a ellos por ser quienes son, porque representan unos valores y en último termino a España. Si les pegan a ellos, ¿qué nos harán a nosotros?”, afirmaba esta joven que pedía “ante todo respeto y tolerancia”, algo que matizaba Víctor, su pareja, que añadía “que en esta región la palabra tolerancia está en decadencia”. “Hay gente que siente miedo a expresar sus sentimientos y opiniones, por eso tenemos que venir desde Madrid, para hablar por ellos, ya que no pueden”, terminaba Noemí, que reconocía que venían a título individual, aunque Víctor señalaba que agradecían que “políticos como Santiago Abascal estén comprometidos con la causa de la libertad de expresión y que se acerquen aquí. Por eso también venimos a apoyar su sacrificio”.

El acto estuvo sembrado de consignas como “Viva España”, “Viva la Guardia Civil”, “Viva Navarra española”

El transcurso del acto estuvo sembrado de consignas como “Viva España”, “Viva la Guardia Civil”, “Viva Navarra española” o el ya clásico “Arriba España”. Todo ello mientras el líder de la troupe Albert Rivera clamaba contra el nacionalismo en su discurso. “Los valores de la democracia se están mostrando incompatibles con los del nacionalismo. La democracia es libertad, el nacionalismo es imposición. La democracia es respetar las reglas del juego, el nacionalismo es quebrarlas”, afirmaba el líder de Ciudadanos.

A la salida, con esa foto tan buscada de “los defensores de la libertad de expresión acosados por el pueblo de Altsasu”, se repitió el guión con los mismos cánticos dirigidos por parte de los asistentes hacia la multitud que les abucheaba.

Durante la mañana, un vecino del pueblo, Ángel, bajaba una cuesta con gesto apesadumbrado. “Es una provocación. No sé a que tienen que venir, hay miles de pueblos en España”, reconocía con semblante triste, y añadía que “es normal que la gente estuviera fastidiada, y además la gente que ha venido no es de aquí”.

Ya concluido el rodaje, los extras regresan a sus casas repartidas por diferentes puntos del Estado con la sensación de los deberes bien hechos, y los directores, a la espera de que la película sea un éxito entre los espectadores y que la performance en ese plató que ha sido Altsasu tenga una buena acogida.

https://www.elsaltodiario.com/altsa…


[Video] #Altsasu ha respondido con enorme dignidad a la provocación de la extrema derecha española

x La Haine – Euskal Herria

La convocatoria antifascista ha sido un éxito. Los fascistas vinieron a provocar y han encontrado un pueblo digno que ha sabido mostrar su rechazo al fascismo.

Altsasu ha sabido responder esta mañana con gran combatividad y enorme dignidad a la provocación que desde el partido ultraderechista C’s habían convocado en el pueblo navarro, y a la que se sumaron también VOX y PP. Desde primeras horas de la mañana un enorme dispositivo de Policía Foral y de Guardia Civil tomaba las principales calles del Casco Viejo.

Contra el acto ultra había convocadas dos citas, una en la Kultur Etxea y otra frente al cementerio de Altsasu. Antes de las 10 de la mañana cientos de personas se concentraban ya en el cementerio, a unas calles de la Plaza donde tenían convocado el acto los ultras.

Poco a poco han ido llegando los asistentes al acto españolista, mientras la movilización antifascista ha entrado en el Casco Viejo y se ha ido acercando a la Plaza, rodeándola. Cuando han ido llegando más ultras la convocatoria antifascista ya contaba con unas 2.000 personas, frente a las algo más de 200 que ha conseguido juntar la formación ultraderechista.

La llegada de los ultras ha sido recibida por los antifascistas entre gritos de “Alde hemendik, utzi bakean!”, “Faxistak Kanpora!” o “Zuek faxistak, zarete terroristak” entre otros. Por otro lado el pseudoperiodista vocero de la extrema derecha conocido como Cake Minuesa ha sido retenido por la Policia Foral tras insistir en provocar situaciones de tensión.

Un camión ha servido de improvisado escenario para un concierto móvil que se ha acercado junto a la Plaza del acto. Además, en un momento dado las campanas de la Iglesia que hay justo en esa plaza han comenzado a repicar, mientras en el otro lado de la plaza una sirena sonaba a gran volumen, complicando a los españolistas escuchar su acto.

La Policía Foral ha creado un cordón entre los dos grupos y se han vivido momentos de tensión, empujones y un agente ha amenazado con su arma a los manifestantes. Vecinos de Altsasu han creado también un cordón para evitar enfrentamientos Pese a los momentos de tensión no ha habido incidentes reseñables.

Antes de la 1 de la tarde los ultraderechistas han abandonado el pueblo sin pena ni gloria, escoltados por la Guardia Civil y en Altsasu lxs vecinxs han vuelto poco a poco a la normalidad comentando la burda provocación a la que han querido someter al pueblo y la ejemplar respuesta popular antifascista que, una vez más, Altsasu ha sabido mostrar.

Fotos y vídeo en: https://www.lahaine.org/fL9J

Somos un grupo antimilitarista compuesto por una decena de personas de diferentes localidades de Alacant. Existimos con este nombre desde 1999, aunque algunos de nosotros/as, desde principios de los años 90 y aún antes, ya formabamos parte de las campañas de objeción de conciencia e insumisión al Servicio Militar Obligatorio que venían trabajando los diferentes colectivos del Movimiento de Objeción de Conciencia (MOC) que hubo en la provincia.

Actualmente formamos parte de la red estatal Alternativa Antimilitarista-MOC, y nos coordinamos internacionalmente con la Internacional de Resistentes a las Guerras, la Red Europea contra la OTAN y los movimientos de objeción de conciencia de países como Chile o Colombia.

Etiquetas: Sin etiquetas

Deja un comentario