mujer

Somos el camino que andamos para las que vendrán

Compartimos a través de la web de Ediciones El Salmón esta petición de ayuda:

El Proyecto Olivar de la Luna, una empresa familiar que elabora aceite de oliva virgen extra ecológico en la Sierra de los Pedroches (Córdoba), está en peligro por una amenaza de deshaucio. Durante 5 generaciones han trabajado la tierra y los olivos:

Dedicados y dedicadas desde siempre a cuidar el olivar, testigos del abandono de las fincas y olivares de nuestra sierra y la decadencia del mundo campesino, nos propusimos apostar, aún más, por la defensa de un territorio y una forma de vida rural tradicional así como de los usos y costumbres asociados al olivar de montaña. Para ello decidimos construir nuestra pequeña almazara en la propia finca hace 18 años, junto a nuestra vivienda, y comercializar nuestro propio aceite con la marca Olivar de la Luna.

Fruto de no poder hacer frente a un préstamo de Caja Rural con cláusulas abusivas, ante la negativa de la entidad a reestructurar la deuda, el Olivar de la Luna se enfrenta a un embargo que incluye, además de las tierras, los olivos y la almazara, la vivienda familiar. Por eso han hecho un llamamiento a la solidaridad para poder pagar la deuda. Tienen hasta el 29 de octubre.

Hay tres formas de apoyo:

  1. Pequeños donativos (a través de Paypal o realizando una transferencia bancaria).
  2. Préstamo a cambio de aceite de oliva ecológico: A) 300€ a cambio de 13L de aceite de oliva al año durante tres años; B) 500€ a cambio de 23L de aceite al año durante tres años; C) 1000€ a cambio de 28L de aceite al año durante cinco años.
  3. Préstamos: Préstamo de 500€ Devolución en 2 años 250€/año
    Préstamo de 1.000€ Devolución en 4 años 250€/año
    Préstamo de 5.000€ Devolución en 5 años 1.000€/año
    Préstamo de 10.000€ Devolución en 5 años 2.000€/año [contacto info@olivardelaluna.es]

Podéis ver más información en la web de la campaña We are the dreamers of dreams y podéis contactar con ellos en las siguientes direcciones de email: info@olivardelaluna.es // salvemos@olivardelaluna.com

Vivimos en una tierra que ya fue soñada. Esta serranía fue plantada de olivos por las manos de nuestros antepasados gracias a una ley que promulgó, que quién señalara un trozo de terreno en Sierra Morena, lo desmontara y plantara de olivos, pasaría a ser su propietario. Pero la falta de recursos económicos les obligó a trabajar no sólo en su terreno, sino también para otros a cambio de un jornal para subsistir. En esta tesitura solo les quedaba la noche para realizar este duro trabajo, y por eso nuestra marca recibe este nombre, Olivar de la Luna, en homenaje a quienes con su esfuerzo nos ofrecen hoy la oportunidad de seguir trabajando y recolectando el fruto de estos olivos.

Ellas y ellos abrieron caminos y buscaron manantiales donde saciar su sed. Nosotros y nosotras hoy recorremos los mismos caminos, bebemos de sus fuentes y trabajamos los olivos. Del mismo modo que nos dejaron este legado queremos dejarlo a los que nos sucedan.

No podemos, sin perder aquello que somos, abandonar nuestros sueños, ni claudicar para, como cantaba Melanie, ver como encierran nuestra canción en una asquerosa bolsa de plástico.

Etiquetas: Sin etiquetas

Deja un comentario