No a la mina - imagen transfer2

Plataforma Salvemos la Montaña de Cáceres

Manifiesto y nueve razones para decir, No a la Mina

Manifiesto de la Plataforma Salvemos la Montaña de Cáceres 

NO a la MINA

El movimiento ciudadano y de colectivos de Cáceres “Salvemos la Montaña” nace el verano de 2017 como oposición unánime al Proyecto de Mina a Cielo Abierto en las antiguas Minas de Valdeflores, promovido por empresas Multinacionales de cuestionable reputación y por el Gobierno del Ayuntamiento de Cáceres.

La sucesión de acontecimientos acelerada por las compañías mineras con sus prospecciones y agresiones continuadas, a propiedades privadas y a los valiosos recursos naturales y culturales del Valle del Arroyo Valhondo, ha motivado la unión de personas y colectivos conocedores de los plazos legales, épocas sensibles, el grave impacto que supondría, y el altísimo valor de un espacio natural accesible desde una Ciudad Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

En el siglo XXI el desarrollo no puede ser si no es sostenible, y un proyecto de Mina a Cielo Abierto no es compatible con esta sierra que,

  • Se extiende tan solo unos 7 kms hacia el Sureste desde su mismísimo Casco Histórico, conocido y visitado todo el año por miles de turistas de todo el mundo,
  • Es el mejor representante del Ecosistema Mediterráneo, muestra de una biodiversidad reconocida en Europa y el mundo, con el Parque Nacional de Monfragüe a tan solo 60 kms, y los Llanos de Cáceres y Sierra de Fuentes a su alrededor,
  • Constituye un pulmón incomparable con infinidad de plantas y animales y un espacio de esparcimiento y mejora de la salud para muchos ciudadanos/as,
  • recurso turístico y educativo muestra de un choque de placas tectónicas hace más de 300 millones de años,
  • disfruta de un manantial de aguas amenazadas, entre el Tajo y el Guadiana, que atrajo a los primeros grupos humanos en la Prehistoria,
  • cada día es recorrida por decenas de ciudadanos/as durante actividades saludables al aire libre, además de servir de residencia a otros tantos.

Conocemos los argumentos esgrimidos por los promotores, públicos y privados, y de las estrategias especulativas que utilizan ante la sociedad y sobre los inversores, haciendo apuestas de millones de euros y puestos de empleo, pero con más preocupación conocemos los resultados de este tipo de técnicas extractivas industriales que no se preocupan por el medio ambiente ni por los/as habitantes locales, nada más lejos de la realidad:

  • Destruyen paisajes únicos, patrimonio público de la ciudadanía, presente y futura,
  • Contaminan el agua, el bien más preciado y del que Cáceres puede presumir con la zona húmeda de la Rivera del Marco, el propio Arroyo Valhondo, y los depósitos subterráneos del Calerizo,
  • Erosionan y agreden con infinidad de valiosas zonas públicas, dejando y mostrando escombreras donde podría haber miradores, como en el adorado y frecuentado mirador del Santuario de la Montaña,
  • Destrozan caminos públicos y dificultan el tránsito, en senderos y caminos recorridos a pie y en bicicleta cada día,
  • Agreden contra las propiedades privadas perjudicando el derecho al descanso y a un entorno sano de las personas residentes en el entorno,
  • Crean puestos de trabajo precarios, de malas condiciones y riesgos para la salud para la mayoría, además de servicios a su alrededor que degradan los derechos humanos, especialmente cuando las desarrollan en países sin posibilidad de defensa de la ciudadanía.
  • Perjudica directamente y sin posibilidad de lucha, iniciativas profesionales y empresariales como la Agricultura y la Ganadería, productora de alimentos de calidad cada día más demandados, así como las relacionadas con el turismo, el deporte, la salud, la educación, el medio ambiente, que gozan de un entorno incomparable, de patrimonio público, no como la riqueza que prometen.
  • Elimina la posibilidad de que Cáceres se posicione como una ciudad de servicios de calidad y un destino turístico, relacionados con las materias primas naturales, por arrancar y malvender el recurso más valioso de que dispone la ciudad junto con su patrimonio histórico y su ciudadanía: su naturaleza.

Por ello nos posicionamos en contra de este Proyecto de Apertura de la Mina San José como proyecto que:

  • Especula con lo público para crear riqueza privada,
  • Destroza los recursos naturales que hemos heredado los/as cacereños con métodos que nada tienen que ver con los de hace 50 años, y que deseamos hereden nuestros/as hijos/as y visitantes,
  • Elimina posibilidades de desarrollo sostenible de la ciudad, acorde a los tiempos que corren, tras la gran crisis de la industria y la construcción, que aún hoy pagamos la ciudadanía.

Les pedimos que se unan a esta Plataforma Salvemos la Montaña de Cáceres, y nuestras voces se alcen más altas que el ruido de las máquinas y explosivos que ya han empezado a utilizar con el beneplácito de los/as representantes políticos.

Por un desarrollo sostenible en Cáceres,

NO A LA MINA SAN JOSÉ EN VALDEFLORES

 

Nueve razones para decir no a la mina a cielo abierto de Valdeflores

Colectivos Locales, es una categoría genérica para las publicaciones de artículos interesantes de colectivos y plataformas que nos parece relevante compartir pero que no tienen vinculaciones con Algrano. En todas las publicaciones aparecerá la autoría propia así como enlaces para buscar mas información relacionada sobre los colectivos y las plataformas.

Etiquetas: Sin etiquetas

Deja un comentario